Foto: Rodrigo Viera



Sostengo de mis pies y extiendo sobre el suelo 12 mts de papel con la letra eme, una eme seguida de otra, una eme que se transforma. Las dos tiras de papel al final se unen e integran con la palabra ADRES, MADRES. 

Al caminar, una de las emes se levanta, cae y luego se levanta la otra, así sucesivamente. 


La secuencia de la letra eme revela transformaciones posibles; una insinuación de P: PADRES; una equis: XADRES ; y por último un infinito, además de MADRES.

Las generaciones de madres, de linajes, con su fuerza, sus luchas, sus saberes y persistencias nos acompañan. Al igual que las de los padres que cuidan a sus críos, de los xadres que no se definen en esa relación binaria, y son portadores y/o protectores de vida.


Gracias a una previa conversación con una mujer de Río Bamba, empiezo a portar un kingo o mamachunbi que, según ella significa mamá grande, se coloca en el vientre para tener fuerza y sobre ella se coloca una chumbivilca (faja bordada).

Con esta segunda faja, me ata un amigo que es xadre: Gabriel Arroyo Gallardo, a una columna de un puente que atraviesa el río Tomebamba. Sobre el río extiendo la tira de papel que nos mece con su corriente. Comienzo a emitir un mmm recordando el parto de mi cría, dónde libero el oleaje de sensaciones y contracciones diciendo con todo mi cuerpo esa letra. En esa experiencia de dar a luz estuvo presente desde mi sentir, la fuerza de la naturaleza, de mis abuelas, de mi madre y de mi propio cuerpo. El río con su presencia andrógina y su misterio provee vida.



                                                Fotos: Javier Blum y Rodrigo Viera





















MADRES

29 de Nov./18 
Dinámica Fluvial_Land Art y Site Specific a orillas del Tomebamba (Cuenca, Ecuador) -Colaboración de Gabriel Arroyo Gallardo-